cine, cine reseña cine arte, divagaciones, Sin categoría

La la Land

Risultati immagini per lala land

 

 

Es difícil para mi ser objetiva en cuanto a una película que reúne tantos elementos que me seducen por completo desde que empecé a ver películas. ¿Que puedo decir? Soy una chica de musicales. Así que, de entrada, supe que La la land iba al menos a ser una oportunidad para cantar a todo pulmón con Emma Stone y Ryan Gosling. Para perderme un rato en un mundo mágico de música y baile y no pensar tanto. La realidad, sin embargo, contradijo las expectativas. Para mi, La la land no fue un escape de la realidad. Fue más como un golpe en el pecho.

¿La razón? I am nothing but a fool who dreams and I have nothing but a heart that aches. Yo soy una tonta ingenua que se dedica a perseguir un fuego que cree tener dentro, pero que nunca ha visto. Yo soy la clase de persona que no sabe sobrevivir en un mundo de adultos de tuercas y de números. Yo amo las cosas bellas e inútiles. Amo los libros y las pinturas. Amo a la gente amable. Amo las sonrisas y amo los ambientes cálidos. Amo ayudar y amo poder pedir ayuda. Poder decirle a alguien: Hoy estoy triste. Hoy quiero estar en silencio. Y que la otra persona entienda. Amo escribir y explorar mi mundo interior. Amo el amor.

Existen lugares donde se puede ser así. Las universidades, las escuelas. Pero el mundo, creo, no está hecho para gente como yo. Está hecho para gente dura que se abre camino con los dientes. No para gente suave que anda con el alma abierta y el corazón en la mano. Así que la verdad es que, como Mía, yo vivo con miedo. Miedo de no ser lo suficientemente buena en mi arte. Miedo de que, si no logro hacer dinero y fama, voy a ser vista como un fracaso.

Pero La la land, al final, no se trata de la angustia de ser un artista. En realidad, se trata de la misma historia de siempre. Sigue tus sueños, trabaja duro, cree en ti y todo se va a hacer realidad.  Te vas a volver rica y famosa. El mundo te va a justificar. Al final, la recompensa de Mía es la entrada a la misma sociedad que destruye a soñadores como ella. Su recompensa es dinero y fama. Su recompensa es aquello que hace que todos los artistas que no llegamos a ser adorados seamos vistos perdedores.

Así que, al final, salí con el corazón roto. Roto por mi. Roto por todos los que soñamos y andamos con el alma abierta, recibiendo golpe tras golpe. Porque nuevamente estaba aquí Hollywood diciéndome: Si eres lo suficientemente buena, serás rica y famosa. Si no logras riqueza y fama, entonces perdiste el tiempo.

Vete a la mismísima mierda, Hollywood. Por una vez quisiera ver una película sobre un artista que es feliz siendo artista. O sobre alguien que no se vuelve exitoso en el sentido tradicional pero no se siente como un fracaso. Sobre alguien que encuentra paz para su corazón adolorido lejos de las expectativas que lo hacen doler.

Esta no es una película para soñadores. Es una película para gente que nunca ha sentido el dolor de soñar.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s