Sin categoría

De la depresión y otros demonios

Llevo tiempo tratando de convencerme de que mi dolor no es real.

Excepto que sí lo es.

No huyan de su dolor. Entiendan que la mayoría de la gente no va a entender. Sean fuertes. Porque toma mucha fuerza vivir con una depresión crónica. Levantarse todos los días con la certeza de que el mundo estaría mejor sin uno. Escribir es como poner alcohol en la herida. Arde, pero ayuda a curarla. Yo lo estoy intentando. Y por ahora, eso es suficiente.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s