cine documental

Virunga- Reseña

Virunga-570075238-large

Virunga es el documental nominado al Oscar en 2014 que cuenta la cruda verdad sobre lo solos que están los guardias del parque de Virunga ubicado al noreste del Congo.

El Congo tiene probablemente la historia más cruenta de todos los territorios del mundo. En el Congo el lado más oscuro, más cruel, más malvado de los humanos quedó expuesto. Las palabras ciertamente no alcanzan para describir los horrores, pero tal vez las imágenes puedan hacerlo. Hay una en particular de un hombre llamado Nsala. Sentado en el porche de una casa mira hacia enfrente anonadado por el dolor. Su expresión va más allá de la tristeza. Más allá de la desesperación. Es la cara de alguien que lo ha perdido todo. Justo enfrente a Nsala no hay más que un pie y una mano de niño. Es todo lo que ha quedado de su esposa y su hija de cinco años. Los soldados las asesinaron, y se las comieron. La época colonial duró de 1885 a 1960. Las cifras de muertes durante esta época no son claras. Hay quienes dicen que 3 millones murieron. Hay otros que dicen que 20.

El Congo no era una colonia como las otras, era una empresa privada y su dueño era el Rey Leopoldo II de Bélgica. Bajo una fachada de misión humanitaria, Leopoldo II esclavizó a millones de personas, sus mercenarios y soldados asesinaban y mutilaban impunemente. Cuando por fin el mundo despertó, en parte gracias al libro de Joseph Conrad El corazón de las tinieblas, y la colonia pasó a manos del gobierno belga muchos de los horrores cesaron, pero la tierra siguió siendo explotada por intereses extranjeros sin que el dinero se quedara en el Congo y sobre todo, la gran mayoría de la población siguió siendo oprimida de maneras más sutiles. Para cuando la independencia llegó, solo había 6 personas nativas graduadas de la universidad en todo el país.  En 1961 Patrice Lumumba, el líder del movimiento independentista, fue asesinado por mercenarios extranjeros y subió al poder Mobutu Sese Seko, un aliado incondicional de EEUU en plena guerra fría, quien se quedaría en el poder hasta 1997.  El gobierno de Seko fue extremadamente corrupto y el país sufrió muchísimo. Grupos rebeldes surgieron sin control y se enriquecieron con la explotación ilegal de minerales que luego eran comprados por empresas y vendidos en el exterior en forma de aparatos electrónicos. Cinco millones de personas murieron. En 2003 se llegó a un frágil acuerdo de paz, y en 2006 se hicieron las primeras elecciones democráticas en 40 años. En 2010 se descubre una reserva de petroleo en el este, cerca del lado Edward, en Virunga.

Virunga es una reserva natural y por lo tanto no está permitido hacer exploraciones en su territorio. Sin embargo en 2012 el gobierno le adjudicó una concesión para explorar las reservas petroleras a una compañía británica llamada SOCO, ubicada en un 50% en territorio protegido. Además de esto, la inestabilidad regresa cuando un grupo rebelde llamado M-23 comienza a ganar fuerza en región. Las conexiones entre este y SOCO que rebela el documental son escalofriantes.

¿Alguna vez han escuchado de la maldición de los recursos? Pues en el Congo esta frase se vuelve realidad. Una tierra rica en minerales y petróleo atrae gente codiciosa, compañías, políticos y militares que están dispuestos a todo para enriquecerse de la tierra sin ninguna consideración por los seres que viven en ella. No les importan los humanos, y mucho menos los animales. Animales como los últimos ochocientos gorilas de montaña del mundo que viven en las montañas de Virunga. Elefantes asesinados por el marfil de sus colmillos. Búfalos, leopardos y gacelas que se quedan sin donde vivir en nombre del mal llamado progreso. Y en medio de todo están los pocos valientes que arriesgan sus vidas todos los días y se enfrentan a todo y a todos para protegerlos. Hombres como Rodrigue Katembo quien fue reclutado por un grupo rebelde cuando era un niño y que ahora se dedica a proteger la vida. Hombres como Emmanuel de Merode, el director del parque, quien está plenamente consiente de que exponer las actividades ilegales de SOCO en Virunga le puede costar la vida y aún así lo hace. Emmanuel y Rodrigue saben que la conservación es una guerra, y saben también que si pierden la batalla por proteger Virunga todo el proyecto de conservación del Congo fracasará.

A través de entrevistas con Mélanie Gouby una periodista francesa que cubre el conflicto en el Congo (http://www.melanie-gouby.com/) y grabaciones clandestinas hechas por los guardaparques, Virunga demuestra que a la gente poderosa no le interesa nada más que tener más. Más dinero, más poder más influencia. No les cabe en la cabeza que exista alguien capaz de rechazar un soborno. No entienden que a alguien le importe proteger el parque por el simple hecho de conservarlo. No entienden que no deseen enriquecerse con su destrucción.

Los gorilas y sus protectores tienen muchos enemigos. ¿Y nosotros que podemos hacer? Podemos ver Virunga. Podemos difundir su mensaje. Podemos no invertir en compañías que pretenden explotar áreas protegidas o que hacen tratos con grupos terroristas para facilitar su intervención. Podemos entrar http://www.virunga.org y donar dinero, ver noticias, estar pendientes. Lo que permite que unos pocos destruyan el mundo es que todos nosotros creemos que no nos afecta y preferimos mirar al otro lado. Pero eso no es cierto. Si sucede en un lugar puede suceder en cualquiera. Y como dice Emmanuel de Merode: “No vamos a ganar por las armas. Tenemos que documentarlo todo, y denunciar”

P.D: Virunga se puede ver por Netflix. De hecho es producido por Netflix.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s