cine reseña cine arte

Buscando a Hagen-White God (Reseña)

hagen

Buscando a Hagen es una película de Revolución. El personaje principal tiene una vida feliz hasta que se encuentra con personajes crueles que lo abandonan y descubre que su vida era privilegiada, que estaba ciego a las injusticias a las que eran sometidos la mayoría de los seres como el y la maldad de los seres en los que confiaba. Ah sí, y Hagen es un perro. Los seres humanos nos hemos acostumbrado a ser los dueños y señores del mundo. Nosotros no compartimos el mundo con otras especies, toleramos su existencia. Y el segundo en el que no siguen nuestras reglas, nos apresuramos a ponerlos en su lugar. El sufrimiento animal se ha vuelto un lugar común en nuestro mundo. La película abre con imágenes del cadáver de una vaca siendo despellejado. Es curioso como el director logra convenir una silenciosa protesta y establecer el carácter de uno de los personajes principales con apenas unas pocas palabras. Sobre todo porque después de que el personaje sale del matadero vemos a una fila de vacas que entran a encontrarse con su destino. La historia se basa en la relación de una niña con su perro. O podríamos decir también que se trata de un perro y su niña. Hagen y Lili son amigos, se protegen mutuamente. Decir que son amo y mascota iría en contra del tono de la película. A medida que avanzaba la historia más y más tenía la sensación de estar viendo una película sobre un personaje que descubre una conspiración y se transforma de un ser feliz e ignorante a un héroe reacio que quiere reivindicar a su gente y liberarlos de un yugo opresor. No quiero contarles exactamente que le pasa a Hagen, porque es mucho mejor ver la película, pero si voy a decir esto: Tanto yo como todos los humanos que estábamos en la sala de cine celebrábamos cuando Hagen y su banda iniciaban su sanguinaria venganza y mirábamos con odio a los personajes de dos patas que maltrataban a los caninos o, peor aún, se negaban a defenderlos. Es la indiferencia lo que más duele al ver esta película. Vi esta película con un hombre muy inteligente quien me dijo que creía que la película era una metáfora sobre la situación de los inmigrantes en Hungría, y puede que en algún nivel sea así. Sin embargo, yo creo que el director nos quería mostrar que la crueldad deliberada es imperdonable. Y que los lideres revolucionarios pueden salir de cualquier parte.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s